marzo 7, 2022

Usuario anónimo (Socio de SADAP)

Mi historia con la Hipoacusia Neuronal Postlocutiva, empieza cuando voy a cumplir los 9 años de edad, este año cumplo 80. Es una larga historia de amor tratando de buscar soluciones y desencuentros tratando de seguir adelante con mi vida, sin traumas y a veces olvidándome un poco de mi discapacidad.

Como os he dicho empezó a los 9 años con una Meningitis Meningococica, me tuvo enfermo un año. Gracias a Dios, a las atenciones de Dr. Guillermo Arce Catedrático de Medicina de la Universidad y su equipo de estudiantes de posgrado, que diariamente se desplazaban algunos a mi domicilio a inyectarse en la columna vertebral un vial de Streptomicina (entonces se conseguía de estraperlo), no llegaba a España más que por ese medio. Pues gracias a todo esto y a los cuidados de la familia, pues sigo con vosotros. La Streptomicina dejaba secuelas, de visión, auditivas etc., y a mí me dejó la auditiva. Terminé mis estudios, ya que en un principio fue muy suave la discapacidad. Y me coloqué en una Empresa como Agente Técnico Comercial.

A partir de los 40 años comencé a notar que perdía la audición de muchos vocablos, que sin ningún problema, les pedía a las personas que me las repitieran. A partir de los 50 años, ya tuve que colocarme un audífono en el oído izquierdo, para poder seguir manejándome, ya que comenzó tratándome primero el Dr. Beltrán y posteriormente el Dr. Benito, este último me dio ya un informe con la pérdida auditiva, cercana en ambos oídos al 80% de pérdida y que solo con medios de prótesis auxiliares (audífonos) podría ayudarme. Me concedió la Junta de CyL una discapacidad del 36% y me tuve que poner los audífonos en los dos oídos, cuando ya tenía 60 años. A partir de ahí, me prejubilaron, me matriculé en la Experiencia y tuve la suerte de conocer SADAP, grupo de ayuda mutua a las personas postlocutivas y a su directora la Dra. Carmela Velasco profesora de Logopedia, que bajo su supervisión y la ayuda de los compañeros de grupo, realice varios cursos de lenguaje labial, de signos y inclusive de psicología.

Actualmente, sigo realizando el de lenguaje labial con la Dra. Amalia, las profesoras Soraya y Gema y el grupo de logopedas(Sara, Elena, Ana y Carmen). Les doy a todas estas personas que me ayudan con mi discapacidad, mis más expresivas gracias por su ayuda de casi 20 años en que llevo ya casi al lado de algunos de ellos, aunque por mis patologías no me permitan asistir actualmente a sus actos.

Deja una respuesta

info@AntiSpamTextsadap.es
C/ Gran Capitán 53-57. Despacho 23
Contactanos por E-Mail
Copyright © SADAP
Desarrollado, Alojado y Optimizado por SIMAC Mundo Digital SL
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram